¿Dispone tu empresa de un PLAN COMPLIANCE para afrontar los riesgos penales a los que se enfrentan las organizaciones en España?

Gobercom es una consultora especializada en Compliance Penal, nuestra principal actividad es el diseño y la implementación de planes de prevención de responsabilidad penal en las empresas. Para nosotros la prevención en términos de Compliance Penal se divide en tres fases: análisis, implementación y control.

¡Estamos aquí para ayudarte!

Gobercom dispone de distintas soluciones en materia de prevención penal para todo tipo de empresas, con independencia de su tamaño.

Además damos servicios en compliance penal de formación, auditoria y consultoría.

Todos nuestros desarrollos de soluciones informáticas buscan generar una cultura de cumplimiento entre los empleados de una organización, a la vez que establecen un sistema de vigilancia para mitigar el riesgo de comisión de delitos en las organizaciones.

 

01.

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Gracias a un equipo de consultores en Compliance penal y a nuestras aplicaciones informáticas, definimos el mapa de riesgos delictuales de la empresa con rigor y agilidad. En base al riesgo existente se revisan medidas ya tomadas y se proponen nuevas medidas que nos lleven a un entorno de mitigación del riesgo de cometer un delito.

02.

IMPLEMENTACIÓN DE SISTEMAS DE CUMPLIMIENTO

En esta fase, posiblemente la más extensa en el tiempo, buscamos implementar todas esas medidas que nos acompañen a un entorno de menor riesgo. Implicando a todos los empleados en los objetivos de cumplimiento de la empresa. Desde la formación adaptada a los diferentes niveles de conocimiento de cada trabajador a la revisión y difusión de políticas de cumplimento normativo.

03.

CONTROL

Para mantener la seguridad en nuestra entidad, necesitamos asegurarnos que el esfuerzo realizado es duradero. Por ello a través de un sistema de cuestionarios delictuales y campañas de sensibilización y recuerdo de políticas implementadas somos capaces de mantener una cultura de cumplimiento en la organización. Esta monitorización simplificada a través de aplicaciones tecnológicas permite al Compliance Officer medir el nivel de cumplimiento en la organización y reportarlo a la alta dirección de manera permanente